Los impuestos se convierten en nuevas obras para el cantón..!
! Beneficiese de los descuentos en los primeros meses del año.
Más obras
Trabajamos por el bienestar de nuestro cantón
Laguna de Puruhanta

Visita este espacio turístico y forma parte de un lugar perfecto en Imbabura, …Ahora, Tu destino es Pimampiro

 

 

 

Historia

Contando nuestra historia

La tradición histórica más frecuentemente utilizada, dice que los pobladores primitivos de Pimampiro provienen de los Caribes y los Arawacos, que originaron el surgimiento de dos pueblos: los Chapí y los Pimampiros .

Según L. Moscoso , Pimampiro se compone de cinco voces: PI – MA – AM – PI – RAR cuya traducción es: Vida, Grande Agua, Mucho, Borde, lo que significaría poblado que está asentado a las orillas de un río grande. Algunos historiadores que han escrito la historia de Pimampiro indican que estuvo localizado a las orillas del río Pisque.

A partir de la fundación de la ciudad de Ibarra, Pimampiro es considerada como parroquia civil. Al fundarse el Cabildo, se nombra también a los Alcaldes que ejercen autoridad civil en las parroquias.  El 25 de junio de 1824 Pimampiro se erigió como parroquia civil mediante decreto establecido por la Gran Colombia.

Pimampiro se constituye como Cantón el 21 de mayo de 1981 mediante Decreto Legislativo que fuera sancionado conforme a la Ley por parte del Gobierno del Dr. Jaime Roldós Aguilera, teniendo como cabecera cantonal la Parroquia de Pimampiro.

Aspectos culturales e históricos de Pimampiro

En el cantón Pimampiro podemos identificar tres grandes grupos humanos que son los que, de alguna forma, moldean sus características culturales y sociales. Estos son: población indígena de la nacionalidad Kichwa, población afroecuatoriana y población mestiza.

En la actualidad, la población indígena se sitúa principalmente en la parroquia Mariano Acosta, en tanto que la población afroecuatoriana está concentrada en la comunidad Chalguayacu, en la parte baja del cantón, y vecina de El Juncal.

Es importante recuperar la historia para generar identidad, por eso este documento recoge algunos fragmentos importantes de los primeros habitantes de Pimampiro y de la llegada del pueblo afro a la zona.

La población indígena ancestral

El señor L. Moscoso  manifiesta que Pimampiro se compone de 5 voces: PI MA AM PI RAR que significa vida, grande, agua mucho, borde; lo que significaría  poblado a orillas de un gran río. De acuerdo a datos históricos, el antiguo pueblo de Pimampiro habría estado asentado a orillas del Río Pisque.

El mismo texto, señala que las tribus primitivas: los Caribes y posteriormente los Arawacos, pueblos nómadas, se asentaron en este lugar, zona más próxima a la Región Oriental, por la fertilidad de las tierras. La primitiva raza asentada en Pimampiro se habría dividido en dos castas semejantes, los “Lachapis” que formaron el pueblo de Chapí y los Pimampiros.

El antiguo Pimampiro inicialmente se encontraba a la orilla izquierda del Río Pisque en el sitio denominado Chimabí (hoy Buenos Aires), luego se trasladaron por las planicies del sector de Chalguayacu, de donde salieron por las epidemias y llegaron al actual Pimampiro.

El gobierno se reducía a simples cacicazgos; en Pimampiro se menciona la existencia de caciques y cacicas, hasta el año 1701, año en el cual era cacica natural de Pimampiro doña Luisa Tota.

Los aborígenes Pimampireños desarrollaron cultivos variados destacándose la yuca, maíz, tabaco, la coca y algodón, plantas que les dio fama en el comercio; mantenían una gran feria en donde obtenían: vestidos, armas, alimentos y servidumbres a cambio, principalmente, de la coca y algodón.  Se dedicaron a la caza de animales que hasta hace poco existían en las cercanías de la Laguna de Puruhanta.

La vivienda era de forma circular terminada en forma cónica, cubierta de paja, armazones de madera; la conformaba un solo cuarto en donde el fogón estaba al centro.

Pimampiro se asienta en el valle del Chota, conocido como "Coangue" nombre que significa Valle de las Calenturas Malignas ; y de los primeros nombres que se conocen, a principios del siglo XVl, es el de la cacica de Mira Doña Angelina Chota. Según los estudios de Rosario Coronel, se sabe que en el siglo XV los cacicazgos de Chota y Mira producían coca y algodón.

En 1475, debido a la invasión incásica se diezmó la población de Pimampiro y, aparte de la mortandad, muchos indígenas fueron deportados del valle del Chota o Coangue. En 1540, según la crónica del corregidor Sancho de Paz, el paludismo traído por los españoles vuelve a diezmar a los indios del valle. En 1550, los primeros estancieros españoles intentan un repoblamiento indígena, con el objeto de cultivar la vid, el olivo, el algodón y la caña de azúcar.

Al parecer, estos esfuerzos fueron productivos porque en 1570 se da una bonanza de los cultivos de coca y algodón; el censo del pueblo de Pimampiro acusa 738 indígenas.

Los nuevos cultivos que los jesuitas impulsaron: viñedos, caña, algodón, entre los principales, provocó un gran cambio ecológico en Pimampiro, al parecer esto afectó a los pueblos indios que habitaban la zona, quienes deciden huir.

En 1679, se da un hecho que es relatado así: “… los indígenas del valle del Chota y Pimampiro protagonizan uno de los actos de resistencia más extraños y conmovedores: queman sus casas y pertenencias, destruyen las chacras y se internan en las selvas orientales, en una sola noche desaparecen sus 11.000 habitantes” .

El Pueblo Afroecuatoriano en Pimampiro 

Hacia 1575 llegan los primeros negros por vía privada; según los esposos Costales. El artífice de esta primera importación fue el cacique de Tulcán, García Tulcanaza.

Entre 1580 y 1590, debido a la presencia de los primeros negros en el valle, los indios del Chota se sintieron incómodos y migraron a Pimampiro. Según un censo de 1582, se encontraron 2.350 indios en los lugares de Chapí y Pimampiro. Según el cura Antonio de Borja, en Coangue (Valle del Chota), vivían seis españoles que cultivaban viñas, para lo cual tenían algunos negros.

La fase de transición (1600 -1635)

En las primeras dos décadas del siglo XVII, los chapetones se dedicaban al cultivo de viñedos y olivares y poco después a los de caña dulce y azúcar, los cuales perduraron por muy largo tiempo. Los nuevos cultivos produjeron un gran cambio ecológico e hicieron que los indios de Pimampiro huyan, unos a Otavalo y otros al Oriente. En 1620, los jesuitas compraron su primera propiedad en la región, Chorlaví, con lo cual se inició un nuevo ciclo económico en el sector.

La gran fase jesuita o negra (1627 -1700)

En 1627, el jesuita Fernando Cortéz compró ocho caballerizas de tierra (alrededor de 100 hectáreas) en el Valle de Pimampiro con el objeto del cultivo de cocales y algodonales, como también para la vinificación y el cultivo de la caña y del algodón. Para estos trabajos adquirió 14 esclavos.
En 1648, los jesuitas deciden mixtificar la mano de obra esclavista con trabajo indígena y para esto trasladaron a varios grupos indios de sus lugares de clima frío a 7 valles calientes, entre ellos a los de Mira, Pimampiro, Chota, Santiago y Salinas.

En 1654, aún los jesuitas no habían puesto su ojo central en Pimampiro, lugar importante por la tenencia de la tierra, pues contaba con 22 haciendas, entre ellas dos pertenecientes a los mercedarios y en el listado constaban dos trapiches privados.
Desde 1660, se da un notable cambio en el comercio negrero pues aparecen, también, particulares que hacen sus compras en Ibarra o en Cartagena. De ellos el más importante era el criollo Juan de Espinosa de quien sus esclavos adoptan el apellido.
En el mismo año de 1660, se recogían pepas de oro en los ríos auríferos de la región. Cuatro años más tarde, el capitán Francisco Recalde y Haro tenía abierta ya una acequia en el Valle del Chota y Mira con el objeto de beneficiar el regadío.
La presencia de latifundios en manos jesuitas, condicionó a que estos hicieran una nueva importación de esclavos y desde 1690 trajeron a varios Carabalíes. Cinco años más tarde, los jesuitas trajeron los primeros Congos a Imbabura.

En 1696, los jesuitas poseían 6.000 hectáreas en El Valle y, según una denuncia que se les hace, habrían destruido iglesias y cementerios con el objeto de meter el arado (archivo Vacas Galindo, Tomo 19). Un año antes y en la visita del comisionado Antonio de Ron, los jesuitas declararon poseer siete haciendas en El Valle, dos los dominicos, una los agustinos y una los mercedarios. En 1698, para finalizar el siglo la zona de Pimampiro poseía 15 haciendas, de las cuales dos eran pertenencia de los jesuitas: la de Pimampiro y el hato de Counguí.

El monopolio jesuita (1700-1767)

En 1700, el jesuita Ruiz Bonifacio compró 37 esclavos de Guinea en un barco holandés y declaró haber recibido en total 126 esclavos por el valor de 46.620 pesos.

Para 1715, el auge negrero llegó a su mayor punto, puesto que los jesuitas poseían ya 234 esclavos, 92 de ellos en Cuajara y 142 en tres haciendas ubicadas en Pimampiro; Carpuela, Chalguayacu y Caldera. Esta última hacienda tenía trapiche para la fabricación de alcohol. Se sabe que en este año la orden poseía en las tres haciendas antedichas de Pimampiro 8.500 ovejas y 3.500 cabras. Los dos centenares de esclavos negros recibían anualmente 100 novillos, es decir, medio novillo para cada uno. El objeto principal del azúcar era el de ser enviada a Quito para la fabricación de colaciones y dulces.

En 1767, fueron expulsados los jesuitas de España y sus colonias americanas. En los inventarios se anota que dejaban 6 ingenios de azúcar, en las haciendas quedaron 2.615 esclavos.
La migración esclava (1767 -1813)

La salida de los jesuitas revolucionó de alguna manera el sistema esclavista en Imbabura. En 1784, empiezan a venderse las haciendas a chapetones o criollos ricos de la ciudad de Quito.
Desde 1790, insurge el primer campesinado negro, durante 20 años por lo menos, y dentro de las haciendas los negros manejaban pequeñas chacras, donde sembraban maíz y algodón e inclusive a veces arrendaban a blancos de la zona.


Si desea saber más favor descargar archivo con fechas de importancia

 Fechas Históricas (34.23 kB)

                                                 

 Facebook   Twitter   Youtube  RSS

Copyright © 2013 GAD Municipal de San Pedro de Pimampiro Todos los derechos reservados
REDES SOCIALES GAD-I